Qué sistemas de calefacción son los más eficientes para casas rurales

Si tienes una casa rural, evidentemente querrás disfrutar del máximo confort en ella, y para ello es fundamental que cumpla con un sistema de calefacción que resulte eficiente y que sea capaz de climatizar la vivienda hasta en los días más fríos.

Conscientes de ello, en este post hemos querido hablar de los sistemas de calefacción más eficientes para casas rurales, entre los que destacamos por encima del resto los sistemas de calefacción de gasoil, que son posiblemente los más efectivos a la hora de calentar una vivienda, y también los que ofrecen un mayor ahorro económico.

Ten en cuenta que hay depósitos de 1000 litros para calefacción que se muestran realmente efectivos, garantizando que siempre se dispondrá de calefacción, y posibilitando también un importante ahorro económico.

En caso de que apuestes por esta opción, es importante que el depósito que compres cuente con unas dimensiones que se adapten al espacio necesario para su instalación, y también que cumpla con la normativa vigente sobre depósitos para calefacción, así como que sus componentes sean aptos.

El depósito debe estar homologado para el almacenaje de gasoil, siendo indispensable que cuenten con una doble pared que aporte la mayor protección posible. Y por supuesto, deben ser instalados por instaladores profesionales y homologados.

Consejos para ahorrar en calefacción

Partiendo de la base de que un sistema de calefacción de gasoil se muestra como el más efectivo para calentar tu casa rural, existen una serie de consejos para ahorrar en la factura de la calefacción.

El primero y más fácil de todos es aprovechar al máximo la luz natural. Mantén las persianas subidas y las cortinas corridas desde el momento en que salga el sol. De esta manera conseguirás que la vivienda se mantenga caliente de forma natural, durante el mayor tiempo posible.

Que la casa esté correctamente aislada también es muy importante, ya que de esta manera conseguirás que el calor no se escape. Lo más adecuado es instalar unos cerramientos en puertas y ventanas que sean eficientes, para que así la temperatura interior se conserve durante el mayor tiempo posible. De esta forma reducirás el tiempo en el que tengas que mantener la calefacción encendida.

Regular la temperatura también te permitirá ahorrar bastante en la factura de la calefacción. Ten en cuenta que la temperatura adecuada en el hogar es de 21 grados, y que cada grado de más incrementará la factura en un 7%, una cifra muy a tener en cuenta.

Y posiblemente la más importante es asegurarse de que tu instalación se encuentre en buen estado. Esto se consigue a través de un buen mantenimiento y de unas periódicas revisiones que te permitan estar alerta de cualquier problema que pudiera afectar al estado de la instalación.

Lo más recomendable es realizar las revisiones cada 3-5 años, para así comprobar que no existe ninguna fuga que pueda estar provocando la pérdida de combustible o de calor.

Toma nota de todos estos consejos, aplícalos y verás como la factura de la calefacción de tu vivienda rural desciende considerablemente.

Share

Cómo planificar tu viaje por carretera

Hombre precavido vale por dos. Sabio refrán que resulta perfectamente aplicable en este caso. A la hora de planificar un viaje por carretera, es fundamental tener en cuenta una serie de aspectos que te pueden servir para evitar sorpresas innecesarias. No dejes ningún cabo suelto si te planteas completar un largo recorrido al volante. Cualquier detalle, por nimio que parezca, puede llegar a complicarte más de lo que piensas.

Días antes de tu partida, revisa el estado de tu vehículo en tu taller de confianza. Comprueba que los frenos responden adecuadamente, que las luces funcionan como es debido, que la presión y el desgaste de los neumáticos están en niveles aceptables y que el aceite del motor, los filtros y demás elementos importantes se encuentran en perfecto estado.

Así, tendrás la seguridad de que la máquina que llevas entre manos está perfectamente engrasada y que no te jugará malas pasadas por el camino. Está demostrado que el adecuado mantenimiento de un automóvil no solamente evita la aparición de un gran número de averías, sino que también ayuda a prolongar su vida útil.

En este sentido, es fundamental que no escatimes en gastos ni en esfuerzos a la hora de poner tu coche a punto. Tu seguridad y la de todas las personas que viajen contigo está por delante de cualquier otra cuestión. Una vez hayas pasado la correspondiente revisión, lo siguiente será planificar la ruta que vas a elegir para llegar hasta tu destino.

Organízate y ten prevista una ruta alternativa

Selecciona el camino que se encuentre en mejores condiciones. Siempre que sea posible, elige autovías o autopistas y evita las carreteras secundarias. Este tipo de vías son mucho más seguras, puesto que están mejor acondicionadas. Suelen disponer de arcenes amplios para parar en caso de avería o cualquier otro problema y la circulación es bastante más fluida.

No obstante, prepara un plan B por si surge cualquier inconveniente. Es importante que tengas prevista una ruta alternativa en caso de que, sin esperarlo, te encuentres con una carretera cortada por un accidente, un atasco o cualquier otra incidencia.

Es recomendable que te informes paulatinamente de la situación del tráfico, que a ser posible dispongas de un navegador y que consultes el tiempo que va a hacer durante tu viaje. Si se prevé tormenta o condiciones que puedan poner en riesgo la seguridad del tráfico, aplaza tu salida siempre que sea posible.

Otras cuestiones importantes

No debes olvidarte de llevar contigo un cargador de móvil a mano. Es aconsejable que el teléfono siempre tenga batería por lo que pueda pasar. Si tu coche no dispone de un dispositivo para enchufarlo, aprovecha las paradas para recargar y así evitarás que se apague.

Te recomendamos también que lleves algo de comida y bebidas energéticas entre tus provisiones, pues en caso de verte en una situación extrema, el avituallamiento te hará algo más amena la espera. Y, por supuesto, llena al máximo el depósito de la gasolina y así viajarás tranquilo.

En definitiva, revisa el estado de tu vehículo y sé cauto si quieres que tu viaje por carretera se convierta en una experiencia positiva y sin sobresaltos.

Share